Carta de presentación

Destacado

Definir/definirse en un puñado de palabras, como un prestidigitador de la personalidad, o un publicista con un único cliente, nunca ha sido tarea fácil. Algunos persiguen el premio Nobel, o el éxito financiero para eludirla. En todo caso, es deber de adulto encararla con ánimo, sinceridad y modestia.

Veterano de unas cuantas batallas, íntimas y profesionales, curioso a tiempo completo, perro que sigue aprendiendo trucos nuevos, con el suficiente ego para escuchar al otro y reconocer su acierto, con ese punto de exhibicionismo justo para mostrarse en la Red aseado y bien compuesto.

Lo demás, lo irán descubriendo en mis textos, que no siempre serán ficción (o realidad). O en los enlaces sobre estas palabras, cajones donde guardo las herramientas y mis colecciones de insectos y mariposas.

Miryam Latrece -Una necesidad (2016)

Myriam-Latrece-Una-necesidad

En el terreno musical, España es un páramo. La mediocridad, la repetición de lo obvio, la autocomplacencia y el mal gusto son las enfermedades de un panorama que, usualmente, no depara sorpresas. No parece haber vida inteligente más allá de los clichés desgastados.

Pero, a veces, salta la chispa del genio. Oyes una voz prodigiosa. Que no le teme al jazz, al soul, al R&B, a las sonoridades latinas, a un cierto aroma meridional.

Esta voz tiene un nombre. Miryam Latrece. Es de Madrid y tiene 24 años. Si no la conocen, si nunca la han escuchado, van a sorprenderse con el talento que surgió en el yermo mesetario.

Jazzanova – Funkhaus Studio Sessions (2012)

Jazzanova - Funkhaus Studio Sessions (2012)

El colectivo berlinés Jazzanova lleva veinte años agitando la club culture centroeuropea con su panoplia de sonidos mestizos, a caballo del jazz, el house, el funk, el soul de la vieja escuela, el latin & brazilian jazz… Elegancia, eclecticismo, sólido conocimiento de las raíces ritmicas de los sonidos negros. Pocos ejemplos hay de una trayectoria tan sólida y coherente en este territorio habitualmente etiquetado como nujazz.

La agrupación, tras una trayectoria como alquimistas del estudio de grabación, decide crear una banda para actuar en directo. Este álbum es el precipitado lógico de la propuesta. El disco es una revisión de viejos éxitos reinterpretados por el grupo, trufado por los sabores habituales de la casa. Perlas para oídos expertos y cosmopolitas.

 

 

 

 

Una canción de París

Viajó al Norte bajo el influjo de una canción. O quizás de la fascinación que cinco letras han ejercido en el espíritu de muchos hombres. Él tendía a pensar que llegó a París impulsado por su total carencia de imaginación. Cauteloso como era, no pudo evitar un inequívoco escalofrío, mezcla de nervios y aprensión, cuando pisó la terminal del Charles de Gaulle.

La primavera era tan evidente que ya había llegado hasta aquí y se había apoderado de cada rincón de la ciudad. La luz solar era filtrada por las primeras hojas verdes. Las plazas bullían con esa especial mezcla de serotonina y deseo. El río ya no era una cinta de hielo líquido. La piedra ardía con la luz del atardecer. La ciudad despertaba del rigor invernal y él estaba allí para contemplarlo. En la oficina a todos les extrañó que pidiera quince días de vacaciones en aquella época del año. Aunque no tenía un plan muy definido cuando tomó la decisión, lo que sí era evidente era todo aquello que quería dejar atrás, al menos durante unos días. La primavera en París sería un buen reconstituyente para su monotonía.

Sigue leyendo

El viajero

Atardecía cuando divisé un motel en mitad de la nada, en medio de aquel desierto interminable. El desangelado establecimiento estaba muy cerca de la carretera. Se diría que agarrado desesperadamente al único hilo que lo unía con la vida. Las ruedas del coche levantaron polvo rojizo al abandonar el asfalto y se detuvieron con un sordo y educado frenazo. Todavía hacía calor. El hotelucho era pequeño y desvencijado, como si alguien hubiera arrojado esta caja de zapatos en aquel arenal, en un pasado muy remoto. Al acercarme al porche de entrada, oí el rumor de un motor obstinado y laborioso. Unas repentinas y vigorosas ráfagas de viento columpiaron un cartelón metálico corroído hasta lo indescifrable. Subí los tres escalones con una vaga sensación de aprensión.

Sigue leyendo

¡¡¡Vigilad los cielos!!!

¡No teman! Es la gloriosa serie B

Un modesto homenaje al cine serie B fantacientífico

¿Quién no ha temblado de pequeño ante una invasión de una flotilla de platillos volantes, una criatura antediluviana surgida de las profundidades, o el ataque de arañas grandes como convoyes? En el ámbito fantacientífico de la serie B, cualquier temor, cualquier calamidad, cualquier mutación eran posibles. Un bajísimo presupuesto no limitaba la creatividad de aquellos voluntariosos cineastas de categoría Z.

El concepto serie B surge en los tiempos de los Grandes Estudios americanos. Éstos producían cincuenta y tantas películas al año. Unas pocas eran espectaculares superproducciones, había un buen colchón de cintas de presupuesto medio y, finalmente, un puñado de films de bajo costo, destinados al consumo inmediato, que eran habitualmente el relleno de un programa doble.

Sigue leyendo